Insight Meditation Houston

Brahma Viharas

Las “Brahma Viharas” (Sanscrito, Pali) o “Divine Abodes” (Domicilios Divinos) son cuatro formas de práctica enseñadas por el buda para conectarnos con el corazón.

1. METTA “lovingkindness” quiere decirle amor bondadoso o benevolencia.

El buda enseñaba Metta un grupo de monjes miedosos para protegerse de los demonios en la selva. En el proceso, los demonios se convirtieron en los servidores de los monjes.

Tradicionalmente los monjes enviaban Metta en secuencia a un benefactor o maestro, un amigo, una persona neutra, alguien difícil y todos los seres en todas partes.

El “enemigo cercano” de Metta es el apego.

¿Cómo podemos transformar una actitud posesiva o egoísta en nuestras relaciones íntimas a la benevolencia?

Podemos notar los juicios y la aversión que están bloqueando la verdad.

Podemos perdonar a nosotros mismos y admitir, “lo que hice no fue hábil,”

sin vergüenza o culpa, observando lo que funciona o no funciona en nuestras relaciones interpersonales. Cuando podemos perdonar a nosotros mismos, tenemos más capacidad de perdonar los errores de otra gente.

Poco a poco podemos liberarnos de la carga del odio y resentimiento.

Hay 11 bendiciones de Metta:

Se duerme en paz.

Se despierta en paz.

Se tiene sueños placenteros.

Se recibe amor de otra gente.

Se recibe amor de los seres celestiales (devas) y animales.

Se recibe protección de los “devas.”

Se recibe protección del daño exterior (el fuego, armamentos y veneno).

La mente tiene gozo y serenidad.

La cara está brillante y serena.

Se muere en paz.

Se renace afortunadamente.

Tradicionalmente repetimos cuatro frases de Metta:

Espera para sentir en tu corazón la resonancia de la última palabra en cada frase.

Que tenga bienestar.

Que tenga paz y felicidad.

En cuerpo y en mente que tenga buena salud.

De todo sufrimiento que tenga liberación.

2. KARUNA o Compasión

Cuando el corazón tiembla en resonancia con la pena y el sufrimiento adentro de nosotros y de otros seres, tenemos compasión naturalmente.

Entendemos que el sufrimiento es una parte natural de la existencia.

Reconocemos que el dolor es un hecho en la experiencia humana, pero el sufrimiento es una opción.

En lugar de reaccionar habitualmente, luchando contra el dolor o huyendo del dolor, tenemos en nuestro repertorio fisiológico la alternativa de acercarnos y dar consuelo.

Podemos ver esta tendencia compasiva en los niños chiquitos cuando están notando el sufrimiento de un animal o una persona.

La lástima o misericordia (pity) es el “enemigo cercano” de la compasión porque contiene el elemento de la aversión al dolor en nuestra propia vida y de la separación entre nosotros y el otro: “pobre de ti.”

Como una madre nutre a su hijo único, podemos cuidar a todos los seres en nuestro sendero.

A veces tenemos la tendencia a la co-dependencia cuando cuidamos a otros para sentir amado o digno de respeto.

La co-dependencia es como una compulsión para dar demasiado a otros, sin nutrir a nosotros mismos.

Karuna implica la inclusión de ti mismo en la actitud de compasión.

Normalmente en la practica de Karuna repetimos dos frases.

Hay una etapa pasiva, donde podemos sentir el sufrimiento de lo demás, y una etapa activa, donde enviamos compasión al otro ser.

Se puede visualizar a una persona que tiene sufrimiento en este momento.

Siente la conexión humana entre Uds. en tu corazón.

Podrías escoger dos de las frases siguientes para repetir:

Siento afecto por ti.

Que tu sufrimiento (tristeza, miedo, pérdida, enfermedad) se alivie.

Que encuentres paz.

Que encuentres curación.

3. MUDITA o Alegría Simpática refiere al gozo de nuestro propio éxito y el placer sobre el éxito de lo demás.

Tiene que ver con el auto-respeto y el respeto a otros.

La practica de Mudita nos sensibiliza hacia lo positivo o lo placentero en cualquier situación.

Como las flores, todos nosotros tenemos momentos diferentes para abrirnos.

Necesitamos practicar como recibir los cumplimientos con gracia, sin tratar de minimizar nuestro éxito.

El “enemigo cercano” de Mudita es “la mente que compara” y que produce celos o envidia.

Antes de dormir, puedes repasar los eventos del día, notando todas las cosas para que tienes gratitud.

La práctica de gratitud cultiva el gozo.

Podemos dar gracias por las bendiciones en nuestra vida.

Thich Nhat Hanh, el maestro budista de Vietnam dice, “Es un regalo tener dientes para limpiar.”     [LA GRAN PELOTA DEL MERITO]

Frases posibles para Mudita son:

Que tu felicidad y buena fortuna continúen.

Que tu felicidad y éxito incrementen.

Tu felicidad y éxito me dan contentamiento.

Al ver tu felicidad estoy feliz.

4. UPEKKHA o ecuanimidad tiene que ver con la claridad y la sabiduría, cuando podemos abrirnos a todo sin juicios, sin deseos y sin aversión.

Eso implica una aceptación de la realidad de los altibajos de la vida.

La actitud es “Estoy en paz con todos los cambios en mi vida.”

Upekkha es una practica de sabiduría—no para enviar frases a otros sino para balancear nuestra propia mente y liberarla de la reactividad y del apego.

Necesitamos practicar para abrir el corazón en una manera estable, soltando nuestras preferencias.

La indiferencia es el “enemigo cercano” de Upekkha porque el corazón está cerrado y defensivo para la auto-protección.

Hay un cuento de un hombre que se cae de un precipicio, agarrando una enredadera frágil para detenerse un rato, y mirando abajo algunos tigres hambrientos esperando su caida con mucha anticipación.

Al mismo tiempo, el hombre nota una sola fresa, fresca y roja, en una planta en frente de su nariz.

Justo cuando la enredadera se rompe, el hombre toma la fresa y la come con mucho gusto mientras cayéndose a su muerte.

Frases posibles para la practica de Upekkha son:

Las cosas son como son.

Que pueda aceptar las cosas exactamente como son.

Todos los seres tienen su propio Karma (viaje).

Hay la opción de terminar las frases de ecuanimidad con la practica de Metta, reconociendo tus propios esfuerzos para liberarte y para encontrar paz interior frente las causas y condiciones que están ocurriendo impersonalmente y según las leyes naturales.

La ecuanimidad tiene que ver con un segmento de la oración que se llama “DESIDERATA” (encontrada en la iglesia de San Pablo Viejo de Baltimore, MD en 1692)

“Eres un niño del universo, no menos que los árboles y las estrellas; tienes el derecho de estar aquí.

Sea o no sea claro para ti, no hay duda de que el universo está desplegándose como debe ser.

Así que está en paz con Dios, de cualquier manera como tu lo concibas, y cualquiera que sea tu trabajo y tus aspiraciones, en la confusión ruidosa de la vida, consérvate en paz en tu alma.

Con toda su falsedad, luchas y sueños rotos, todavía es un mundo hermoso.

Ten cuidado. Aférrate ser feliz.”

Advertisements